domingo, 22 de agosto de 2010

Me encontraba muy arriba... volando porque tenia alas... porque podía volar.
Nadaba y respiraba bajo el mar, atravesé fuego y camine por clavos para llegar a algún lugar donde solo encontrara nada comparado con lo que no entiendo qué no quería pensar. Pero yo seguía adelante, porque tu estabas conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario