miércoles, 12 de agosto de 2009

Desperté
Ayer me perdí en mi sueño y lo único que quería encontrar, eran recuerdos; camine y camine, no importe cuanto iba a tardarme, no llevaba zapatillas, camine así, tal y como estaba. Me cruce con frases que llevaba conmigo, pero que alguna vez olvide, pasaron, las vi, pero preferí continuar, seguí mi camino hacia lo que tanto buscaba. Llegue a aquella casita a la que solía ir de chiquita, me encontré con la cocina en la cual freía huevos de plástico y hervía agua en aquella tetera de cerámica. Simule hacer lo mismo que hacia antes, pero no me sentí tan llena, por lo tanto me paré y seguí mi camino no trazado… No podía creer lo que miraba a mi alrededor, había dejado atrás tantas cosas que tuvieron tanto significado para mi, veía momentos estabilizados en fotos, que ahora son solo eso, nada más que fotos.
Me quedé pensando en aquel ramo de rosas que una tarde de abril recibí, ahora secas en algún lugar, sin ser más que esa sombra que ni si quiera está aquí, sino que se quedo allá. Cogí ese “Igor” que hace más de 7 años atrás recibí, y me di cuenta que aún lo recuerdo como si fuese ayer, nunca olvide, solo lo tenía guardado… tras aquella puerta que sigue estando al lado de la nada. Aquella nada que suelo recorrer cuando no hay más por ver. Duermo viviendo, alguien me escucha sin hablar, y aún así necesito más que caminar este camino in-caminable, recordar que fui alguien, que soy y que seguiré siendo la misma, como dijiste tú: “La misma esencia, solo que en versión renovada”. Desperté.

martes, 4 de agosto de 2009

Solo eso.
Jamás estuve sola, y aunque las personas que me rodean son las mejores que pude haberme cruzado, siempre pensé que un minuto de soledad, me llenaría más que todo aquel tiempo que he pasado con tanta multitud.
Si alguna vez preguntas sí te conozco, no esperes una respuesta. Sea lo que sea que este pasando por mi cabeza, aún así... todavía tengo mucho que conocer. Y estoy segura que, con el pasar de los días, serás aquél que conoció de mi.
Ayer me quede dormida viendo la luna, pues no dejaría que se caiga, si por algo estoy aquí es para cuidar de ella, pues todos tenemos un propósito de existir y en éstos días yo descubrí el mío y seguiré luchando por lo que considere justo.
Así soy, creo nudos en cabezas ajenas a la mía, no es que lo haga apropósito, solo lo hago de manera inconsciente.
Y créeme que no me interesa saber de ti, por ti, sino saber de ti por mi. Experimentar emociones, vivir confusiones, vivir y desaparecer, encontrarme y renacer y recuerda que en este proceso, solo somos tú y yo y nada mas eso.